"

martes, 30 de agosto de 2016

¿Por qué Eva Kor perdonó a los asesinos de su familia?

Por Francisc Lozano*

Eva Mozes Kor. https://todaslassombras.blogspot.mx/2016/08/por-que-eva-kor-perdono-los-asesinos-de.html

Eva Kor en la oficina de su fundación. Tomada de: Wikimedia.org

Eva Mozes Kor podría ser una abuela europea cualquiera. A simple vista, uno podría suponer que es la madre de Milla Jovovich o de Novak Djokovic. Pero Eva no es una mujer cualquiera: tiene 82 años y nació en Protz, Rumania. Hasta aquí nada fuera de lo común. Eva, no obstante, tiene una gran historia que contar. La señora Kor vino al mundo en 1934. Cuando su madre dio a luz, los médicos se percataron de que Eva no había venido sola al mundo: Junto a Eva llegó Miriam, su hermana gemela. Los padres de ambas eran judíos en una época en la que el antisemitismo empezaba a crecer en Europa y particularmente en Alemania y su zona de influencia.



Miriam y Eva Mozes. https://todaslassombras.blogspot.mx/2016/08/por-que-eva-kor-perdono-los-asesinos-de.html
Miriam (izquierda) y Eva Mozes. Fuente: dailymail.co.uk


Siendo unas niñas, cuando vivían en Hungría, Eva cuenta que, en la escuela: “aprendíamos aritmética siendo preguntados: “Si tuvieras cinco judíos, y mataras dos, ¿cuántos te sobrarían?””. “A los chicos se les enseñaba a odiar y se les recompensaba por ello. Mis compañeros de juegos se convirtieron en mis torturados”, agrega.


A la edad de 10 años, Eva, Miriam y el resto de su familia fueron trasladados al campo de concentración de Auschwitz en Polonia. Por el hecho de ser hermanas gemelas, Miriam y Eva fueron seleccionadas para la realización de experimentos “médicos” en humanos. Tras unos años en el campo de concentración, los padres de Miriam y Eva fueron asesinados en cámaras de gas por los nazis. También fueron parte del genocidio sus dos hermanas mayores. La única razón por la que tanto Eva como su hermana fueron mantenidas con vida era por la ventaja que representaban para las ciencias de la salud el hecho de ser gemelas. El médico Josef Mengele, reconocido galeno y prominente pensador y precursor de la ideología nazi, estuvo a cargo de la experimentación en ellas y en otros cientos de niños y adultos que profesaban el judaísmo, las personas que se habían definido a sí mismas o que habían sido categorizadas como no heterosexuales y otros seres humanos que padecían enfermedades o malformaciones. A todas estas personas se les aplicaron métodos de tortura para determinar qué cosas podían y no podía resistir los humanos, qué venenos eran más potentes que otros y cómo era más eficaz el asesinato de seres humanos. Todos estos hechos macabros e indecibles fueron ordenados por Mengele.


Niños en el Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia. https://todaslassombras.blogspot.mx/2016/08/por-que-eva-kor-perdono-los-asesinos-de.html
Niños en en el campo de concentración de Auschwitz, Polonia Wikimedia

Con la llegada de las fuerzas aliadas, el derrocamiento de Hitler y la finalización del Tercer Reich, Miriam y Eva fueron rescatadas y auxiliadas por la comunidad internacional. En 1950, recibieron visados israelíes y se trasladaron a ese territorio, donde se unieron a una comunidad en la que habitaban huérfanos, principalmente. Y tiempo después se unieron al ejército de ese territorio. En Israel, Eva conoció al hombre que después se convertiría en su esposo: Michael Kor. Eva y Michael se casaron y se fueron a vivir a USA. 


Cuarenta años después de la liberación de Auschwitz, Eva y Miriam, junto a muchos otros judíos, llevaron a cabo un juicio simbólico en contra de Mengele en el campo de concentración.





Como resultado de los tortuosos experimentos desarrollados en ellas, Miriam y Eva desarrollaron graves enfermedades en su adultez. Los riñones de Miriam nunca crecieron y en 1993 falleció a causa de un tipo de cáncer muy raro, que pudo haber adquirido gracias a los horrendos tratos a los que se vieron sometidas por Mengele y sus secuaces. Eva, por su parte, sufrió varios abortos naturales, ocasionados por los experimentos que le practicaron en el campo de concentración de Auschwitz, y tuberculosis. 


El año pasado, Eva fue noticia a nivel mundial. Durante un juicio que se le celebraba a Oskar Gröning -conocido como “el Contador” por estar encargado de las finanzas -, exsargento de la Schutzstaffel (o la SS, como generalmente se le conoce) por su complicidad en el genocidio perpetrado por los nazis en Auschwitz, en un hecho revolucionario, Eva anunció públicamente que perdonaba a Gröning. Pero esto no fue suficiente para Eva. Después de ofrecer su perdón a viva voz, se acercó a Oskar, le preguntó si estaba bien, le susurró unas cuantas palabras más al oído y le abrazó. Oskar, quien se veía visiblemente sorprendido, retornó el gesto de cariño.



Eva Kor y Oskar Gröning en el juicio contra los nazis. Fuente: http://i.dailymail.co.uk/i/pix/2015/04/25/01/27F1505900000578-3053685-image-m-2_1429921719130.jpg
Eva Kor y Oskar Gröning en el juicio en el que se declaró culpable a Gröning 


Para cualquier espectador desprevenido, esa escena representaría el encuentro de dos viejos amigos: Eva, de 81 y Oskar, de 94. Y aunque son dos viejos conocidos, nunca fueron amigos. Fueron víctima y victimario.  Muchos de los asistentes, víctimas y no víctimas del Holocausto Judío, se mostraron en contra de la actitud de Eva y rechazaron el perdón que ella estaba ofreciendo. 49 de los sobrevivientes del Holocausto han intentado demandarle por su acción hacia Gröning.



Cuando le preguntaron a Eva qué había sentido al abrazar a Gröning, ella respondió: “Yo estaba un poco pasmada”, y continuó con los siguiente: “Pero fue mucho más agradable que habérmelo encontrado en Auschwitz. Él me hubiese agarrado en ese entonces para otro propósito”.  Y finalmente concluyó diciendo: “Creo genuinamente que le caí bien. Yo vi en sus ojos mucho cariño, amor y tristeza por haber sido parte de todo eso”.



"No entiendo por qué el mundo está mucho más dispuesto a aceptar una arremetida iracunda en vez de aceptar la amistad y la humanidad".


En el momento en el que Eva fue cuestionada por el perdón que ofreció a Gröning, ella, de manera muy pausada, dijo: “Debemos entender mi perdón como el derecho que tiene una víctima a ser libre. Tú no puedes estar libre de lo que te hicieron a ti, a menos que remuevas de tus hombros la carga diaria de dolor e ira, y perdones a los nazis – no porque ellos merezcan ser perdonados, no, sino porque yo lo merezco-”.  En una entrevista concedida desde su casa en Indiana, Eva añadió: “¿Para qué sobrevivir a todo si vas a querer estar triste, enojada y herida? Eso es ajeno a quien yo soy. No entiendo por qué el mundo está mucho más dispuesto a aceptar una arremetida iracunda en vez de aceptar la amistad y la humanidad”.


Los colombianos, hoy como nunca antes en nuestra historia, deberíamos seguir la filosofía de Eva Kor. Ella, a pesar de todo lo que ha sufrido, decidió perdonar a sus victimarios, a los asesinos de sus padres y hermanas, a los verdugos suyos y de su amadísima hermana Miriam. Creo que Colombia tiene que perdonarse a sí misma y perdonar a los perpetradores de todos los crímenes que hemos vivido. No porque los perpetradores merezcan el perdón de sus víctimas, no, sino porque los demás debemos dejar esa carga a un lado para ver hacia adelante y construir un futuro mejor.



No darle la oportunidad al diálogo con Las Farc es quedarnos viviendo en ese pasado tortuoso que lo único que ha hecho y seguirá haciendo es anclarnos al odio, al dolor y a la violencia. Hoy nace una nueva Colombia, un país que le abre los brazos al perdón y a la reconciliación, una Colombia que puede esperar ver a sus hijos crecer en paz. Está en manos de los colombianos decirle Sí al porvenir y no al odio y el rencor. Está en las manos de los colombianos decirle Sí a ese nuevo mundo que entre todos podemos construir.




 

@Franzlozano



¿Tiene algo que decir? ¿Una sugerencia para dar? ¿Una opinión contraria a la expuesta en este texto? Por favor comparta sus opiniones con nosotros en la sección de comentarios. Le pedimos amablemente que use un lenguaje apropiado para este tipo de discusiones. Si usted utiliza lenguaje obsceno, Todas Las Sombras se reserva el derecho de bloquear o eliminar sus comentarios. Si quiere saber más sobre Todas Las Sombras, le invitamos a visitar nuestra sección Contacto y nuestros perfiles en Facebook y Twitter. Gracias por interactuar con nosotros.
 


*Francisc León Lozano Rivera (1988): Nació en Cali, Colombia.  Es Administrador de Empresas de la Universidad Nacional de Colombia. Trabajó como Director de Talento Humano en la Organización Grameen Caldas; fue Director de la Fundación Funeducol; y Coordinador de Reclutamiento de Heart for Change. Es escritor por gusto y convicción. Puede contactarle en su Twitter: @Franzlozano